Vendimia 2009

La vendimia del año 2009 se caracterizó por un invierno frío con dos intensas nevadas que acumularon entre 30 y 60 cm de nieve. La primavera fue bastante lluviosa (marzo-junio: 420 L/m2). Estos factores favorecieron las reservas de agua en el subsuelo y facilitaron el inicio del crecimiento vegetativo de la vid. La floración y el cuajado, a causa de la coincidencia de intensas lluvias y fuertes vientos, fue débil, por lo que la producción descendió un 20% respecto al año anterior.

La humedad relativa media fue del 64%, pero durante el período de maduración no alcanzó el 60% y la pluviometría fue de 420 L/m2. Desde el mes de junio hasta el final de la vendimia, la pluviometría fue muy escasa y la temperatura media, muy alta. Gracias al microclima generado por la orografía y a los vientos de levante, se pudo esperar hasta la maduración óptima de la uva, mientras en muchas otras zonas la uva se deshidrataba. La calidad de la uva fue muy buena.

En total, la duración de la vendimia fue de 30 días. Las temperaturas muy altas de final de año retrasaron y detuvieron la maduración de la uva de algunas zonas de la viña. Muy buena cosecha con un final de maduración caracterizado por las temperaturas muy altas.

Clasificación
Muy buena.

Estilo
Vinos muy redondos y maduros, de una concentración óptima con mucha fruta.